• PUBLICIDAD

Tarot Rider-Waite: El Hierofante

El Hierofante es el arquetipo del mundo espiritual. Ésta es la carta de las creencias, tanto religiosas como de otro tipo, aunque tiende a enfocarse en los aspectos religiosos y espirituales, ya que el propio Hierofante es a menudo representado como un hombre santo. En algunos Tarots a esta carta se la conoce como el Papa o Sumo Sacerdote. Pero en realidad, el Hierofante es la persona que tiene conocimientos “prohibidos” o “secretos”. Aunque esto se aplica con facilidad a los clérigos, su alcance es mucho mayor. De alguna manera se puede decir que cada hombre y cada mujer es un Hierofante.

El Hierofante puede simbolizar a un grupo o a más de una persona, y en la mayoría de los casos está mejor representado por una institución más que por una sola persona, pues su poder es el del grupo y de la sociedad que cambia el mundo. En esta quinta repetición continúa el mismo tema del control y el cambio que apareció primero con el Mago, todavía existe un líder bien definido, pero las personas no lo siguen porque se les ordene. Lo siguen porque son parte del grupo. Las principales filosofías del Hierofante son que no hay un “yo” en el “equipo”, y que el bienestar de muchos es más importante que el bienestar de uno.

Esta filosofía puede parecer innecesariamente restrictiva pero, como el Emperador nos enseñó, la restricción conduce al orden. El Hierofante está encargado de mantener y propagar la tradición y las creencias convencionales, y esquiva a cualquiera que vaya en contra de estas creencias. Los objetivos del Hierofante son el equilibrio y la conformidad, y no hace énfasis en lo positivo ni en lo negativo, lo único que importa es la enseñanza, la tradición. En casos extremos, esto puede tener efectos negativos, pero en la mayoría de las ocasiones es bueno tener unas tradiciones que seguir. Ejemplos excelentes de esto son las tradiciones y las ceremonias de la Iglesia, claramente representadas en esta carta.

En un nivel más personal, el Hierofante también es un maestro. Una función importante de todo líder espiritual es iniciar a otros y enseñarles las costumbres del grupo. Es obvio que aquel que guarda el secreto y al que se le confían las tradiciones del grupo es el candidato principal para enseñárselas a otros, y el Hierofante realiza bien esta función. Aunque su enfoque de la enseñanza parece ser convencional, y por el momento evita las expresiones individuales, esto puede ser útil. Hasta que el alumno no domine las costumbres del grupo, no podrá tomar una decisión adecuada sobre si permanecer en él o dejarlo.

Cuando aparece el Hierofante suele hacerlo en forma de un maestro, que nos instruye en las tradiciones de sus creencias particulares. Estos maestros no siempre tienen antecedentes espirituales o místicos, un patrón que entrena a un empleado nuevo en el funcionamiento de un negocio es el Hierofante como cualquier maestro espiritual o religioso. Si en tu situación actual pareces necesitar más experiencia, puedes hacer una llamada interior, puedes estar abierto a la presencia de un maestro en tu vida. Pero no cometas el grave error de buscar de manera abierta a ese maestro. Como dice el viejo proverbio, cuando el alumno está preparado, el maestro aparece.

El Hierofante también puede representar actividades y creencias de grupos y, en cualquier caso, acentúa el apoyo a las instituciones y el respeto a las reglas. Por eso, si planeas realizar algo revolucionario, la repetida aparición del Hierofante es una buena señal de que, por el momento, debes olvidarte de esa acción y seguir la corriente. La manera tradicional de hacer las cosas debe funcionar la mayoría de las veces, de lo contrario no habría durado lo suficiente como para llegar a ser una tradición. Sin embargo, cuando se prueba que una idea está equivocada, sin duda es tiempo de cambiar. El verdadero Hierofante es el que  siente un respeto profundo por sus creencias, pero no las seguiría ciegamente hasta buscar su propia ruina. Es la enseñanza externa, así como la Sacerdotisa representa a la enseñanza secreta, que se imparte sólo a los iniciados.

Los significados que nos trae el Hierofante son: Ortodoxia, apego a las formas externas, a lo convencional, al credo y al ritual. Tradicionalismo. Necesidad de seguir las normas socialmente aceptadas.

Si el Hierofante aparece al revés en tu tirada de Tarot Rider-Waite te habla de ruptura de lo convencional, mente abierta, dispuesta a aceptar nuevas ideas y nuevas formas de pensamiento.

Que la Sabiduría del Tarot, Ilumine tu Destino!

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD