• PUBLICIDAD

Tarot de Crowley Los Amantes

La carta de los Amantes del Tarot de Crowley pertenece al signo de Géminis y nos muestra la boda de la Emperatriz y el Emperador. La ceremonia la dirige el Ermitaño, que representa al dios Mercurio. Sus ropas lo ocultan por completo. Esto indica que la fuente original de todas las cosas se encuentra más allá de lo que se puede ver y entender.

Los Amantes son la expresión de dos seres opuestos que se desean y se atraen mutuamente. La dualidad reflejada en todos los aspectos de la vida se experimenta existencialmente en la relación amorosa entre el hombre y la mujer. Cada intento de reconciliación, unión o contacto es la expresión de un impulso apasionado por restaurar la unidad perdida. Pero cada individuo, hombre o mujer, lleva dentro la dualidad de lo masculino y lo femenino. Esta dualidad se expresa, entre otras cosas, en los aspectos opuestos, a menudo conflictivos, de cada personalidad.

las cosas que hacen irresistible a otra persona son aspectos de nosotros mismos con los que queremos reconciliarnos. Irrumpen en nuestra mente consciente, exigiéndonos que los desarrollemos. Por regla general, nuestra pareja expresa los aspectos poco desarrollados o reprimidos de nuestra propia personalidad. Buscamos en el otro aquello de lo que carecemos.

Los Amantes nos da la oportunidad de aprender más sobre nosotros mismos. La moraleja no puede captarse a través de la investigación intelectual ni de la palabrería sentimental. Debe experimentarse directamente, lo cual significa que debemos estar dispuestos a experimentar todas las dimensiones de la felicidad, el miedo al éxtasis, el enriquecimiento mutuo, pero también el dolor, el conflicto, la indefensión y la vulnerabilidad. En las relaciones dinámicas nos encontramos con todos los opuestos: atracción y celos, armonía y discordia, unidad y separación, vulnerabilidad y desilusión.

El objetivo de esta escuela de la vida es convertirnos en seres completos. Sólo podremos encontrar nuestro sentido de la unidad y de la armonía interior en la medida en que nos acerquemos al gran objetivo de la autorrealización total. La felicidad que intentamos encontrar tan desesperadamente en otras personas sólo la podemos hallar y cultivar dentro de nosotros mismos. La inquietud y la insatisfacción que nos hacen buscar una pareja surgen de la búsqueda de la tranquilidad verdadera y la paz profunda. Ésta es la razón por la que los maestros espirituales siempre insisten en que la persona inteligente se da cuenta en seguida de que una relación, por sí  sola, no trae la plena satisfacción. Porque cada relación no es más que una flecha que vuela en dirección hacia la última y mejor de las relaciones de amor.

Todos los símbolos de la carta de los Amantes aparecen en pares, preparados para encontrarse con su opuesto. La transformación se produce mediante la unión matrimonial, representada por el huevo órfico alado rodeado por la serpiente. Los dos niños llevan los símbolos de los diferentes ámbitos en sus manos, que han sido tocadas por la transformación: cuerpo (mazo), intelecto (lanza), emociones (cáliz) y espiritualidad (flores). Las lanzas que se ven al fondo representan la confrontación entre los límites y la libertad, entre el compromiso y la independencia, que forma parte de toda relación.

En la carta de los Amantes, aparecen también otros tres símbolos del zodíaco: Leo, Escorpio (Águila) y Sagitario (cupido). El león rojo representa el principio masculino en la naturaleza y es una indicación de la creatividad que puede desarrollarse tras la conexión. El águila blanca refleja los elementos femeninos, la entrega a las emociones personales más profundas. El arquero muestra la necesidad de un intercambio franco y directo.

Que la Sabiduría del Tarot, Ilumine tu Destino!

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD