• PUBLICIDAD

Tradiciones y Técnicas

Los adivinos somos, sin lugar a duda, personas habilidosas que, una vez que hemos adquirido una cierta maestría, somos capaces de utilizar cualquier objeto o artilugio que tengamos a mano, como huesos, piedras, dados o la luz de una vela.

Los métodos más eficaces son transmitidos por tradición, pero la herramienta más importante de tu trabajo es la mente. De todas las tradiciones y técnicas de adivinar lanzando objetos, las oraciones y las exhortaciones no sirven de nada si no alcanzas el estado de conciencia necesario para interpretar correctamente las señales.

Un collar de abalorios se puede usar como colgante, pero el dueño de este objeto también lo puede utilizar como instrumento de adivinación, tal y como hacían en la antigüedad. En el viejo sistema tibetano de adivinación, llamado Mo, después de que la persona que interroga haya hecho las preguntas pertinentes y repetido los mantras indicados, se van contando los abalorios en grupos, dejando un máximo de seis. Cada uno de estos seis abalorios tiene un significado especial que va de excelente al terrible y, así, el adivino es informada del éxito o el fracaso de la pregunta formulada.

Las piedras y cristales han sido usados durante mucho tiempo como un instrumento para comunicarse con el mundo de los espíritus, a través de la bola de cristal, como una ventana abierta al futuro. Los cristales naturales, las esferas pulimentadas, las superficies jaspeadas, todos ellos han sido usados en la adivinación. Las piedras normales han jugado igualmente un papel importantísimo en las técnicas adivinatorias, sobre todo, en la variante que consiste en lanzar objetos sobre una tabla.

Que la Sabiduría del Tarot, Ilumine tu Destino!

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD