• PUBLICIDAD

Elige tu Piedra Personal

Hoy en día existe una amplia gama de cristales y piedras a tu disposición, y año tras año, tenemos conocimiento de otros nuevos. Puedes elegir tu piedra personal con la vista, el instinto, después de haber investigado un poco, incluso al azar.

Posiblemente la razón más importante para hacer de una piedra particular, tu piedra personal, es porque te gusta. Cuando deseamos algo es porque verlo crea un cambio en nuestra química interna y nos ayuda a sentirnos bien. El tener una preferencia especial nos proporciona un medio de mostrar nuestra personalidad. Es verdad que nuestras preferencias cambian y este podría ser un argumento contra la idea de elegir una piedra personal. Sin embargo, dado que siempre estamos cambiando y creciendo, es lógico pensar que también nuestra piedra personal pueda ir cambiando con nosotros.

Algunas personas conservan su piedra personal durante toda su vida porque, con frecuencia, esta piedra refleja factores clave de la personalidad individual y del tipo de comportamiento.

El color es uno de los factores más importantes que determinan nuestra atracción hacia los cristales y piedras. Nuestra reacción instintiva es tan espontánea que es necesario estar muy atentos para captar los cambios sutiles cuando nos encontramos ante diferentes colores.

El siguiente método te puede ayudar instintivamente a escoger una piedra personal.

Coloca delante de ti un grupo de piedra, cierra tus ojos y deja que tu respiración se estabilice. Concéntrate en la idea de que, cuando abras los ojos, te sentirás atraída por un cristal o piedra que es adecuado para ser tu piedra personal. Abre los ojos y fíjate en donde recae tu atención. El cristal sobre el que tu mirada se ha parado puede ser tu piedra personal.

Este método puedes usarlo para seleccionar piedras personales para cada interpretación y para encontrar piedras que te ayuden en períodos de tiempo más prolongados, o para metas especiales. Lo único importante es que tengas la mente despejada antes de proceder a tu elección.

Tal vez estés en el grupo de que prefieres un planteamiento más lógico a la hora de elegir tu piedra personal. A lo largo de los últimos 40 años se han escrito muchos libros que describen las características de los cristales y las piedras y sus posibles usos. Leer sobre piedras y cristales en cualquier fuente de información es un buen método para informarte de una idea general de cómo son considerados por aquellas personas que han estudiado sus poderes y propiedades.

Si este es el método elegido por ti, es una buena idea que hagas acopio del mayor material posible. Algunas piedras y cristales podrán corresponder directamente con las características de tu personalidad, otros podrán convertirse en útiles piedras personales. Otra posibilidad es elegir tu piedra personal de acuerdo con las cualidades que te gustaría desarrollar en ti. Si deseas ser más paciente, por ejemplo, la mejor elección sería una piedra azul oscuro y tampoco irías muy desencaminada si decidieses prescindir de piedras amarillas, rojas o naranjas.

Elegir al azar tu piedra personal puede ser la opción ideal para hacer consultas, o bien para elegir una piedra de un día.

Coloca un grupo de piedras, relájate y respira hondo, concéntrate en la idea de encontrar tu piedra personal o tu piedra del día. Escoge una piedra con los ojos cerrados. Busca información sobre la piedra que has elegido, quizás te dé un consejo o te sirva de guía.

Que la Sabiduría del Tarot, Ilumine tu Destino!

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD